Viernes 01 de Agosto - 07:44



Igualdad de género
Informes: Girls just wanna not run
23/04/2013

¿Adonde van ellas en la política?

Los estudios llevados a cabo con hombres y mujeres que están bien situados para postularse a cargos electivos, ponen al descubierto una persistente brecha de género en la ambición política. Entre los "candidatos potenciales" –abogados, líderes de negocios, educadores y activistas políticos–, las mujeres son menos proclives que los hombres en expresar su interés por una carrera política.  

Sin embargo, dada la aparición de mujeres de alto perfil en la política durante los pasados diez años, tales como Hillary Clinton, Nancy Pelosi, Sarah Palin y Michele Bachmann, el paisaje de la política parece estar cambiando en los EE.UU.

Quizás las mujeres jóvenes están ahora tan motivadas como los hombres jóvenes para ingresar al ruedo electoral. O tal vez están previendo futuras candidaturas en proporciones similares a las de los hombres jóvenes. Hasta ahora, ninguna investigación ha producido análisis alguno de estos tópicos, menos aún una investigación hecha en profundidad.

Este informe cubre ese vacío. Basándose en los resultados de una nueva encuesta llevada a cabo con más de 2.100 alumnos universitarios de 18 a 25 años, el informe ofrece la primera evaluación de la ambición política a edades tempranas y nuestros resultados son perturbadores. 

"Los datos sugieren que la brecha de género en la ambición ya está bien arraigada cuando hombres y mujeres ingresan en sus primeras carreras" Comparadas con los hombres jóvenes, es menos probable que las mujeres jóvenes hayan considerado alguna vez presentarse a un cargo electivo, expresar interés en una candidatura en algún momento futuro o considerar un cargo electivo como una profesión deseable. Más aún, el tamaño de la brecha de género en la ambición política que estamos revelando de los 18 a los 25 años es comparable al tamaño de la brecha que revelamos previamente en estudios de candidatos potenciales que ya trabajan en profesiones conectadas con la política. Por lo tanto, nuestros datos sugieren que la brecha de género en la ambición ya está bien arraigada cuando hombres y mujeres ingresan en sus primeras carreras.

¿Por qué? El informe, identifica cinco factores que contribuyen a la brecha de género en la ambición política de los alumnos universitarios:

1. Comparados con las mujeres jóvenes, los hombres jóvenes son más socializados por sus padres respecto de pensar en la política como carrera.

2. Desde sus experiencias escolares hasta sus asociaciones de pares y sus hábitos mediáticos, las mujeres jóvenes tienden a recibir menos información y a tener menos discusiones políticas que los hombres jóvenes.

3. Comparados con las mujeres jóvenes, es más probable que los hombres jóvenes hayan jugado deportes organizados y se preocupen por ganar.

4. Es menos probable que las mujeres jóvenes sean alentadas a presentarse a cargos electivos si se las compara con los hombres.

5. Comparadas con los hombres jóvenes, es menos probable que las mujeres jóvenes piensen que estarán calificadas para presentarse a cargos electivos, incluso una vez que ya están establecidas en sus carreras.

 

Dada esta persistente brecha de género en la ambición política, la conclusión es que tenemos un largo camino a recorrer frente a una realidad política en la cual mujeres y hombres jóvenes tengan iguales probabilidades de aspirar a cargos electivos y a retenerlos en el futuro.

Los esfuerzos de reclutamiento por parte de las organizaciones de mujeres, tanto a nivel nacional como en los campus universitarios, pueden socavar el desequilibrio de género en el interés por presentarse a cargos electivos.

Padres, miembros de familia, profesores y entrenadores que instan a las mujeres jóvenes a pensar en una carrera política pueden también mitigar la brecha de género en la ambición.

Asimismo, acicatear a las mujeres jóvenes para que se metan de lleno en ambientes competitivos, tales como los deportes organizados, puede ser un largo camino a recorrer que refuerce el espíritu competitivo asociado con el interés por una futura candidatura. Pero es probable que la escasa representación en cargos electivos se extienda bien entrado el futuro. 

En resumen, este informe documenta cuán lejos estamos de la paridad de género y la naturaleza profundamente arraigada de los obstáculos que aún debemos superar para lograrla.

Autores: Jennifer L. Lawless, Profesora Adjunta de Administración Pública, American University y Richard L. Fox, Profesor de Ciencia Política, Loyola Marymount University

Traducción: Graciela Fondo Buyo – http://about.me/graciela.fondo.buyo

También te pueden interesar...

¿Ya has visitado Igualdad de género en nuestra ZONA SOCIEDAD?     
 
Comparte esta página o añádela a tus favoritos  

Buscar en el sitio

Suscribirse al newsletter

ago 2014
 
 
L M M J V S D

Eventos Próximos