Lunes 24 de Noviembre - 22:07



Diversidad y RSE
OCDE
26/01/2012

Igualdad y conciliación en las empresas

El año pasado la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), dio a conocer un informe sobre políticas familiares en el que señala que España debe mejorar la conciliación de la vida laboral y familiar.

El documento subraya especialmente la insuficiencia de centros para atender a niños y niñas fuera del horario escolar, cuestión que afecta principalmente a las mujeres, incidiendo directamente en la dificultad para conciliar la vida familiar y la laboral. Situación que agrega más problemas para que las mujeres se integren al mercado laboral. Asimismo, las bajas tasas de fertilidad y de ocupación de las mujeres españolas respecto a la media de los países miembros de la organización, develan que es ‘difícil’ conciliar la vida laboral y familiar.

En 2007 las mujeres en España tenían una media de 1,40 hijos, cifra que se ha mantenido durante 20 años, frente a 1,74 en el conjunto de los 34 países de la organización. En cuanto a la tasa de actividad de las mujeres españolas era del 53,5 por ciento, frente al 59,6 por ciento en la OCDE.

“Una división más equitativa del trabajo no remunerado en el interior de los hogares en España podría contribuir a una mayor participación de padres y madres para la satisfacción de sus aspiraciones laborales”Sobre las políticas familiares de la organización el informe dice que existe una “fractura” entre hombres y mujeres en el tiempo que dedican a las labores domésticas: menos de dos horas al día para los primeros y unas cinco horas para las segundas, la sexta mayor diferencia de los países miembros. “Una división más equitativa del trabajo no remunerado en el interior de los hogares en España podría contribuir a una mayor participación de padres y madres para la satisfacción de sus aspiraciones laborales”, precisa la OCDE.

El equipo de personas realizadoras del informe insisten en que “el trabajo es clave para reducir la pobreza”. Un dato que lo reseña, es que en las familias en que hay un solo sueldo, el porcentaje de niñas y niños pobres es del 23,7 por ciento, y en las que ningún integrante trabaja es del 71,7 por ciento.

Las empresas

En las III Jornada de igualdad en las empresas “Una mirada al futuro”, Yolanda Besteiro, presidenta de la de la Federación de Mujeres Progresistas (FMP), dijo que eran importantes este tipo de encuentros para evaluar sobre lo que se ha hecho o cómo se están implantando los planes de igualdad en las empresas, además de que se visibilicen, sobre todo aquellas empresas, que están haciendo los deberes y que están apostando por incluir la igualdad, para que continúen y otras empresas se unan.

Sin embrago, explicó que cuando se hizo la convocatoria para la obtención del distintivo de “Igualdad en la Empresa” se presentaron un total 600 empresas, pero que solo lo obtuvieron 39, “a mi me parece que se puso de manifiesto que hay una cierta cultura de implantación y preocupación en desarrollar los planes de igualdad”. Pero cabe preguntarse, que cuando el Estado de Bienestar se va contrayendo poco a poco, no sentará un precedente para que las empresas privadas también lo hagan y recorten ciertos beneficios.

Rosa Durango, responsable de empleo de la FMP, indica que la situación es bastante más complicada de lo que parece, “los empleos de las mujeres son los más frágiles, ocupan sectores feminizados caracterizados por la precariedad laboral a nivel de condiciones. En este momento de recortes de derechos, creemos que va ser complejo que las mujeres que además tengan una fragilidad laboral puedan acceder a esos derechos o puedan solicitar ejercer esos derechos, por mucho que estén reconocidos legalmente”.

“Entendemos que en esta situación hay que tocar estos temas, si mí puesto de trabajo peligra y veo que la situación es complicada, a lo mejor me retraigo de ejercitar ciertos derechos, porque hay miedo. Necesariamente, la conciliación se verá a afectada. La igualdad ha ocupado el último lugar en todas las agendas políticas, y entendemos que en esta situación no va ser distinto. Aunque hay datos positivos de empresas que están trabajando la conciliación y lo están haciendo muy bien, queda mucho por hacer, pero es fundamental el tema de la legislación y la obligatoriedad para las empresas. Queda por ver si la política de incentivos seguirá en esa línea de impulsar a las empresas aunque no estén obligadas”, precisa Durango. Lograr la conciliación de la vida laboral, personal y familiar es fundamental para el equilibrio vital de las personas, por ello, debe ser una tarea de conjunto, no solo de quienes creen en la Igualdad o de quienes creen que es indispensable.

También te pueden interesar...
¿Ya has visitado Diversidad y RSE en nuestra ZONA EMPRESAS?
 
Comparte esta página o añádela a tus favoritos  

Buscar en el sitio

Suscribirse al newsletter

Nov 2014
 
 
L M M J V S D